Por definición, una startup es toda empresa que se encuentra en su etapa temprana y cuyo negocio escala rápida y fácilmente. Dicha escalabilidad está ligada al crecimiento potencial que tienen y de su capacidad de integrar la tecnología para la distribución de su producto o servicio de manera exponencial y de apoyarse del marketing digital para llegar a otro nivel.

 

Así, se podría pensar que al nacer nativas digitales las startups no se enfrentarán a los típicos problemas de marketing digital y que comenzarán a vender ya mismo. La realidad es que el proceso se complejiza cuando toda la pasión y el expertise de los emprendedores se dan de frente con los recursos disponibles y aquí es donde la línea entre crecimiento exponencial y fracaso se hace más delgada.

 

En Convertia sabemos de primera mano los retos y las necesidades a las que se enfrentan día a día estas innovadoras empresas. Por esto queremos compartirles los 5 pasos que son esenciales en una estrategia de marketing digital para startups:

 

  • Benchmark: en dónde estoy parado

Hacer un benchmark, es decir un análisis de la posible competencia y de tu posición actual en la industria, te dará un panorama de las ventajas y oportunidades que tienes.

 

Podrás tener un punto de referencia para realizar una comparación medible de lo que haces o lo que quieres hacer, versus lo que hacen los demás y lo que desean tus compradores potenciales. Te permitirá ajustar tus proyecciones y objetivos de negocio y por ende orientar tus esfuerzos de marketing digital a los resultados obtenidos en esta investigación.

 

En este primer paso puedes apoyarte de herramientas como Similar Web, SEM Rush o Google Keyword Planner para establecerte objetivos (medibles) a cumplir en un periodo de tiempo determinado.  

 

  • Branding: inteligencia detrás del quien soy

Además de tener un nombre original, un bonito logo y materiales visuales, también es importante ganar aceptación y reconocimiento entre tus clientes potenciales.

 

El branding inteligente va más a allá de la identidad visual; implica hacer una promesa clara para el público objetivo. Es tu carta de presentación y es necesario antes de comenzar la venta directa. Implica volverte relevante en todas las interacciones previas para que confíen en ti y finalmente logres influenciar en la decisión de compra.

 

Deberás alinearte a las emociones que generan un mayor engagement en tu audiencia, siempre reflejando la personalidad de tu marca y estrategia. Además, es muy importante estar en donde tus compradores interactúan con mayor frecuencia. ¿Están en Instagram o en Facebook? ¿En buscadores o en mailing? ¿En sitios de noticias o de Do It Yourself? Regresa al punto uno si es que no tienes claras estas respuestas.  

 

  • Ventas basadas en tecnología

Después de desarrollar los dos primeros pasos entonces ha llegado el momento de realizar esfuerzos más centrados en vender. Como mencionábamos al inicio, la escalabilidad de una startup se basa en su capacidad de integrar tecnología, y hacer esto en los procesos de marketing y ventas es fundamental.

 

Implementar una herramienta de automatización de marketing, operada por especialistas en adquisición de clientes es el camino correcto para acelerar las ventas. Ya no deberás preocuparte por los procesos complejos relacionados a la captación de tráfico, conversión de leads y cierre y seguimiento de ventas.

 

Los esfuerzos y recursos dedicados a diseñar sitios, programar y rentabilizar campañas o gestionar los contactos, se reducirían drásticamente con un software diseñado para ello. Así, tu enfoque quedaría en el desarrollo del negocio.

 

  • Medir para tomar decisiones 

La tecnología también permite obtener muchísima data que te brinda insights necesarios para saber si las estrategias de marketing digital están funcionando. Debes medir constantemente tu progreso y para eso tienes que elegir las métricas correctas.

 

Nosotros te sugerimos monitorear las siguientes:

Ratio de Conversión

Porcentaje de contactación

ROAS

CPA

Ventas Totales

CPL

ROI

 

No olvides que es importante darle visibilidad de estos resultados tanto al equipo de marketing como al de ventas para que ambos alineen sus objetivos y tomen las acciones correspondientes. Si los primeros logran generar 100 leads, ¿está el otro equipo preparado para hablar con cada uno? Hacer esto evitará muchos dolores de cabeza.